La Comunidad Andina de Naciones (CAN)

La Comunidad Andina o Comunidad Andina de Naciones (CAN) es una organización regional económica y polí­tica con entidad jurídica internacional creada por el Acuerdo de Cartagena el 26 de mayo de 1969. Tiene sede en Lima, Perú. Está constituida por Bolivia, Colombia, Ecuador, y Perú, junto con los órganos e instituciones del Sistema Andino de Integración (SAI).


Ubicados en América del Sur, los cinco paí­ses andinos agrupan a 120 millones de habitantes en una superficie de 4.710.000 kilómetros cuadrados, cuyo Producto Interno Bruto ascendió en el 2002 a 260 mil millones de dólares.

Venezuela fue miembro hasta el 2006 y su proceso de desvinculación al parecer podrí­a revertirse durante 2007.

Chile originalmente fue miembro entre 1969-1976, pero se retiró durante el Régimen militar de Augusto Pinochet debido a incompatibilidades entre la polí­tica económica de ese paí­s y las polí­ticas de integración de la CAN. Al volver a la democracia en 1990 se iniciaron inmediatamente las conversaciones para que Chile se reintegrara a la CAN como socio (mismo status que tiene la CAN con el Mercosur), cosa que se concretó el 20 de septiembre de 2006.

Miembros de la Comunidad Andina
Paí­ses miembros:

  • Bolivia (1969)
  • Colombia (1969)
  • Ecuador (1969)
  • Perú (1969)

Países asociados:

  • Argentina
  • Brasil
  • Paraguay
  • Uruguay
  • Chile

Paí­ses observadores:

  • México
  • Panamá

Historia de la Comunidad Andina

* El marco de desarrollo de la Comunidad Andina se estableció en 1969 durante el Acuerdo de Cartagena.

* En 1973 Venezuela se vincula al Pacto Andino.

* En 1976, Augusto Pinochet anuncia el retiro de Chile del Pacto Andino aduciendo incompatibilidades económicas.

* En 1979, se firma un tratado que crea la Corte Andina de Justicia, el Parlamento Andino y el Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores.

* En 1983, la Corte de Justicia inicia sus actividades.

* En 1991, los presidentes aprueban la política de Cielos Abiertos e intensifican la integración.

* En 1992, Perú temporalmente suspende su membresí­a bajo el programa de Liberación.

* En 1993, la Zona de Libre Comercio entre Bolivia, Colombia, Ecuador y Venezuela entra en funcionamiento.

* En 1994, se aprueba el Arancel Externo Común.

* En 1996, la comisión del Acuerdo de Cartagena aprueba el texto regulador para la implementación, operación y explotación del Sistema Satelital Simón Bolívar.

* En 1997, se logra un acuerdo con Perú para la incorporación gradual de ese país a la Zona Andina de Libre Comercio.

* En 1998, se firma en Buenos Aires el marco del acuerdo para la creación de un Área de Libre Comercio entre la Comunidad Andina y Mercosur.

* En 2000, se realiza una reunión entre las cabezas de estado de los paí­ses sudamericanos en el cual se comprometen a implementar un área de libre comercio entre la Comunidad Andina y el Mercosur tan pronto como sea posible y a más tardar para enero de 2002.

* En agosto de 2003, en reunión de los ministros de relaciones exteriores de la Comunidad Andina y el Mercosur, donde la CAN presenta un plan para las negociaciones entre los dos entes regionales, reafirman su compromiso de continuar con los acuerdos de integración entre los dos bloques.

* El 6 de abril de 2006, en una reunión entre los cancilleres de Ecuador, Perú y Colombia, sin la participación de Bolivia y Venezuela, acuerdan modificar el Artí­culo 266 sobre los medicamentos para cumplir con los requerimientos de los TLCs con Estados Unidos.

* El 19 de abril de 2006, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anuncia el retiro de Venezuela de la Comunidad Andina, argumentando que los TLCs firmados por Colombia y Perú con Estados Unidos le han causado un “daño irreparable a la Normatividad y a las instituciones andinas volviéndola inservible”.

* El 20 de septiembre de 2006, el Consejo Andino de Cancilleres, reunido en Nueva York, aprueba la reincorporación de Chile a la CAN como miembro asociado.

Libre tránsito de personas

Desde el 2003, los ciudadanos de los cinco paí­ses de la Comunidad Andina pueden ingresar sin visado a cualquiera de ellos, en calidad de turistas.

De esta manera, y de acuerdo a la Decisión 503 – Reconocimiento de documentos nacionales de identificación - y la Decisión 603 -Participación de la República Bolivariana de Venezuela en la Decisión 503 -, se reafirma que la libre circulación de personas es una de las condiciones requeridas para la constitución gradual del Mercado Común Andino.

Los ciudadanos deberán presentar ante las autoridades del paí­s receptor su documento nacional de identidad o el pasaporte en el caso de visitar Venezuela. El visitante recibirá la Tarjeta Andina de Migración (TAM), en la que se indicará la fecha de ingreso y el tiempo de permanencia autorizada.

Pasaporte Andino

El Pasaporte Andino fue creado por medio de la Decisión 504 en Junio de 2001. La Decisión 504 dispone que su expedición se base en un modelo uniforme que contenga características mí­nimas armonizadas en cuanto a nomenclatura y a elementos de seguridad. El documento es actualmente expedido por Ecuador, Perú y Venezuela. Se espera que Bolivia y Colombia lo hagan en 2006.

Crisis del 2006

La crisis de la Comunidad Andina se acentuó debido a la intención de Estados Unidos de negociar Tratados de Libre Comercio (TLC’s) bilaterales con cada paí­s. Dicha situación llevó a una disputa entre los miembros de de la Comunidad, quienes sostuvieron opiniones divergentes respecto a cómo negociar tratados de libre comercio o TLCs con otros paí­ses o bloques económicos.

Venezuela y Bolivia proponí­an que la negociación con bloques regionales o países grandes preferiblemente se hiciera en bloque, como Comunidad Andina, con el objetivo de impulsar el desarrollo y la integración regional, así como también, para proteger y fortalecer la normatividad regional.

Los otros tres países miembros consideraron que la negociación de TLCs bilaterales con Estados Unidos no perjudicaba la integración sino que podía ser complementaria a ella, además de que veían difí­cil concretar antes del 2007 una negociación como bloque debido a las diferencias polí­ticas y económicas de los paí­ses de la región. El gobierno de Colombia, por ejemplo, expresó en varias ocasiones su preocupación por el vencimiento a finales del 2006 de las preferencias arancelarias que Estados Unidos le había concedido a Ecuador, Perú, Colombia y Bolivia por medio del llamado “ATPDEA”, sin que hubiera muchas posibilidades de conseguir su extensión en el tiempo.

Los TLCs bilaterales que Estados Unidos empezó a negociar también se contraponían a la posición de la Unión Europea, que condicionaba un TLC con los paí­ses andinos a que éste se hiciera de bloque regional a bloque regional y a que la Comunidad Andina demostrara que habí­a alcanzado un avanzado nivel de integración.

Aunque no se logró concretar una posición común, la Comunidad Andina en su conjunto expresamente autorizó al Perú, Ecuador y Colombia a negociar TLCs con Estados Unidos.

El 19 de abril de 2006, Hugo Chávez, quién cree que los TLCs bilaterales firmados por Perú y Colombia con Estados Unidos han perjudicado la integración andina, dijo que: “A la CAN le han clavado una estaca en el corazón y difí­cilmente va a salir indemne de los tratados de libre comercio (TLC) que algunos países han firmado con Estados Unidos”. El canciller del Ecuador, paí­s que continúa negociando un TLC bilateral con Estados Unidos, su similar del Perú y el presidente colombiano Alvaro Uribe Vélez expresaron por separado que no compartí­an la opinión del presidente Chávez, considerando que la firma de un TLC sigue siendo compatible con el esquema de la CAN.

Con la firma de los TLC bilaterales, Perú y Colombia se comprometieron a modificar su legislación interna en aspectos que también contemplaba la normatividad andina, particularmente el artí­culo 266 que regula los derechos de propiedad intelectual. El artículo 266 exige que los ensayos clí­nicos tienen que ser solicitados a las agencias de salud relevantes para la solicitud de certificados de mercadeo para drogas y para quí­micos de uso en la agricultura. El artículo no impide a las agencias de salud la emisión de certificados a competidores y fabricantes de medicamentos genéricos o químicos a bajo costo.

Venezuela y Bolivia rechazaban la modificación del artí­culo para impedir la emisión de certificados a los fabricantes de drogas genéricas. El 6 de abril de 2006, en una reunión entre los cancilleres de Ecuador, Perú y Colombia, sin la participación de Bolivia y Venezuela, acordaron modificar el Artí­culo 266 sobre los medicamentos para cumplir con los requerimientos de los TLCs con Estados Unidos.

El 22 de abril de 2006 Venezuela oficialmente denuncia el Acuerdo de Cartagena, formalizando con ello su retiro de la Comunidad Andina. Según el Acuerdo de Cartagena (Artí­culo 153), el paí­s que formaliza su retiro, deberá mantener las ventajas recibidas y otorgadas de conformidad con el Programa de Liberación de la Subregión, por un plazo de 5 años. Plazo que puede ser disminuido en caso fundados por decisión de la Comisión Andina y a petición del país miembro interesado.

Según Maria Cristina Iglesias, Ministra de Industrias Ligeras y Comercio de Venezuela, los TLC le entregaron a Estados Unidos la tutela de la CAN, lo cual exige que el grupo regional inmediatamente desregularice el mercado, de esta manera las importaciones procedentes de Estados Unidos hechas por Colombia invadirán el mercado venezolano. El retiro de Venezuela protegería la industria nacional de esta competencia subsidiada.

El canciller Alí­ Rodrí­guez justificó la salida de Venezuela afirmando que el TLC traerá efectos negativos como la flexibilización laboral, desmejoras al trabajador, concentración de capital, renuncia del Estado a la generación de polí­ticas públicas, daño al desarrollo agrí­cola y bloqueo al desarrollo interno que impulsa Venezuela.

El presidente Colombiano Alvaro Uribe durante su campaÃña de reelección en mayo del 2006, defendió el TLC con Estados Unidos afirmando que Colombia tení­a derecho a negociarlo buscando las mejores condiciones para el paí­s, además dijo extrañarse de que el gobierno venezolano no hubiese manifestado su desacuerdo a la CAN cuando Colombia habí­a anunciado sus intenciones con 22 meses de anticipación. También manifestó que le extrañaba la posición de Venezuela respecto a las negociaciones del TLC con Estados Unidos dado que este paí­s, a pesar de las diferencias de Chávez con Bush, sigue siendo el principal socio comercial de Venezuela, especialmente en el campo petrolero.
A pesar de la fuerte defensa hecha por Uribe de la firma de un TLC y de haber anunciado la conclusión del mismo, ésta no se ha materializado completamente a julio de 2006. Todaví­a continúan las negociaciones respecto a algunos temas especí­ficos donde se presentaron divergencias en las interpretaciones de los dos equipos negociadores, una vez acordado el grueso del texto.

Durante las elecciones presidenciales peruanas del año 2006, el presidente venezolano Hugo Chávez apoyó abiertamente la candidatura del nacionalista Ollanta Humala, quien se mostraba abiertamente en contra de la firma del tratado de libre comercio con Estados Unidos. El presidente venezolano se enfrentó a los candidatos oponentes de Ollanta Humala, como el caso de la socialcristiana Lourdes Flores Nano y el socialdemócrata Alan García. Este último tuvo varios intercambios de palabras con el mandatario venezolano y contra el presidente peruano Alejandro Toledo, acusándolo de “perro faldero del imperio” por su tenaz lucha a favor de la firma del TLC. Este problema llevó a una crisis diplomática entre ambos países, llegando al punto que el gobierno peruano decidió retirar su embajador de Caracas y mantener con Venezuela solo relaciones comerciales.

Mientras tanto, en junio 29 de 2006, el ministro chileno de relaciones exteriores, Alejandro Foxley, realizó el anuncio que entre las prioridades comerciales de su cartera estaba el regreso del paí­s andino a la CAN. Existe la posibilidad de que Chile vuelva a vincularse en el futuro como miembro asociado.

Reingreso de Chile

La contienda electoral peruana dió la victoria al socialdemócrata Alan García, quien ganó con una ligera ventaja en la segunda vuelta electoral al nacionalista Ollanta Humala. Luego de conocida su victoria, Alan García se dedicó a fortalecer las relaciones peruanas con varios países de la región, en especial con Chile, Colombia y Brasil. El caso chileno es el más importante ya que consiguió uno de los mejores momentos en las relaciones comerciales y polí­ticas de ambas naciones.
La presidenta Michelle Bachelet se convirtió en la principal aliada del mandatario peruano, quien no ocultó su deseo de que Chile regrese a la CAN, luego de que Venezuela confirmara su salida de la misma y oficializara su ingreso al Mercosur. Durante la toma de mando de Alvaro Uribe el 7 de Agosto del 2006 para asumir su segundo mandato en Colombia, los países miembros de la CAN invitaron oficialmente a Chile a reingresar al bloque sub-regional. El gobierno de Michele Bachelet acepto la invitación de reintegrarse al grupo pero como miembro asociado (mismo status que tiene Chile con el Mercosur) y mandó una solicitud oficial para adelantar dicho acuerdo.

El 20 de septiembre de 2006, el Consejo Andino de Cancilleres, reunido en Nueva York (Estados Unidos) con motivo de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), anuncia la incorporación de Chile a la Comunidad Andina (CAN) como miembro asociado, al aprobar una norma comunitaria (Decisión 645) que le otorga la condición de País Miembro Asociado.

En el marco de la reunión ampliada del Consejo Andino de Ministros de RR.EE. con la Comisión de la CAN celebrada en Nueva York con ocasión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, los ministros andinos acordaron la formación de una Comisión Mixta que se reunirá antes de finalizar el presente año con el propósito de definir, en un plazo de 180 días, los alcances de la participación de Chile en los órganos, mecanismos y medidas del Acuerdo de Cartagena.